Nowy Sącz. En el Valle de Dunajec

Ratusz
Es una ciudad de desarrollo dinámico, localizada en la extensa cuenca entre las montañas en la confluencia de los ríos Dunajec y Kamienica. En la bifurcación de estos dos ríos se encuentran los vestigios de un castillo y la ciudad vieja. Nowy Sącz se conoce por muchas empresas industriales, la excelente escuela superior y muchas atracciones turísticas y ante todo por el skansen (museo al aire libre) más grande de Małopolska. Los alrededores de la ciudad también son interesantes no solamente por la cercanía de las sierras de los Beskides sino también por sus numerosos monumentos.

Hasta hoy se ha mantenido en Nowy Sącz el sistema urbanístico medieval de la ciudad con el mercado grande. En el medio de la plaza se eleva el magnífico edificio neobarroco del ayuntamiento con la torre y los cuatro resaltos esquinales y la abundante decoración de las fachadas. Frente al ayuntamiento está el inmenso monumento del papa Juan Pablo II  junto con la fuente multimedial de sonido. Cerca del mercado se puede visitar la iglesia gótica de santa Margarita de los siglos XIII y XIV. Este templo de dos naves fue elevado de piedra y ladrillo y junto a su fachada se construyeron adicionalmente dos macizas torres. También cerca se encuentra la bella Casa Gótica que alberga una de las filiales del local Museo del Distrito. Se pueden ver aquí muchos objetos museales interesantes y relacionados con el arte, la cultura y la historia de la ciudad y la región Sądecki. La siguiente filial del Museo de Distrito alberga una sinagoga del 1746 que es uno de los pocos recuerdos que quedaron después de la numerosa antiguamente comunidad judía. Se acumularon aquí los objetos hebreos de Sącz. Para conocer como era el apartamento de un burgués adinerado de Nowy Sądecz, se puede visitar una de las casas de vecindad del mercado con la siguiente filial del Museo del Distrito: la Galería de María Ritter y el Antiguo Interior estilo Burgués. En los límites de la ciudad vieja, en la escarpa encima del valle de Dunajec, en un parque está creciendo el torreón con el ático renacentista y un fragmento de las murallas defensivas con el pórtico de los guardias. Muy cerca es posible aún ver los vestigios de las murallas y los sótanos abovedados y escondidas debajo de la tierra. Y es sólo eso lo que quedó del inmenso castillo de Nowy Sącz que fue construido a principios del s. XIV y a principios del s. XVII ampliado en estilo renacentista por los estarostas de distrito de Nowy Sącz. Los edificios fueron acabados con el ático y el castillo contaba con 40 cámaras. Durante la Segunda Guerra Mundial los ocupantes alemanes guardaban aquí la amunición y junto con ésta el castillo fue volado en el año 1945. Hasta el día de hoy se ha podido reconstruír solamente el mencionado torreón con la muralla. El museo al aire libre (skansen) de Nowy Sącz, es decir, el Parque Etnográfico de Nowy Sącz, se encuentra en los suburbios del Este. En los 20 hectáreas se acumularon más de 70 objetos que representan la increible diversidad de la antigua arquitectura de madera y la tradicional  cultura popular de los locales grupos etnográficos, tales como: Lachowie, Pogórzanie, Lemkos y Montañeros de Nowy Sącz. Se reconstruyó también la edificación del poblado de los colonistas alemanes y de la pequeña colonia gitana. Paso a paso, desde hace unos años, se está creando una división nueva: la Villa de Galizia dónde hoy ya está puesto el ayuntamiento, unas cuantas antiguas casas pueblerinas, el cuartel de los bomberos y la residencia señorial.

Lo que vale la pena ver en los alrededores!
Stary Sącz con su monasterio de 700 años de las Hermanas Clarisas. Cerca del monasterio, en los praderos sobre el Poprad está el altar papal, un recuerdo de la misa santa celebrada en 1999. Stary Sącz ha mantenido también el sistema urbanístico medieval con el extenso mercado empedrado del que salen las silenciosas y estrechas callejuelas.
Rytro, dónde de una colina en pendiente se pueden ver las ruinas de un castillo grande del s. XIII. En Rytro termina la ruta del descenso por el río Poprad. En unas balsas especiales se pasa un trayecto bello del río de 10 kilómetros desde un pequeño balneario en Piwniczna-Zdrój. En el Rytro ciudad la atracción constituye el largo telesilla de la nueva estación de esquí que lleva a los turistas a la cima de la Montaña Jastrzębska. En Rytro también tienen su inicio las largas y pintorescas rutas turísticas que llevan a la montaña más alta de los Beskides Sądeckie, Radziejowa (1266 msnm).
Al Norte de Nowy Sącz se puede pasar a lo largo del Dunajec hacia las orillas del pantano Rożnowskie. Este cuerpo de agua sirve perfectamente al descanso: aquí se ubican los lugares adecuados para el baño y también numerosos muelles con todo tipo de embarcaciones pequeñas de recreo.

Multimedia