Atrás

Ruta de los Pueblos Medievales en Pequeña Polonia

Ruta de los Pueblos Medievales en Pequeña Polonia

Lanckorona rynek
En Pequeña Polonia hay numerosos pueblos pintorescos de origen medieval. El tiempo pasa aquí lentamente, se puede experimentar el ambiente idílico de paz. Para la mayoría de estos pueblos, sus años de esplendor ya han pasado, algunos han perdido su estatus de ciudad, pero siguen teniendo mucho que ofrecer en términos de turismo e historia local.

Se han conservado aquí los complejos arquitectónicos característicos y la edificación interesante, herencia de una rica historia de estos sitios. La organización de los edificios de la ciudad fue dictada por los supuestos medievales de los fueros municipales, por eso cada uno de los pueblos tiene una plaza del mercado, que solía ser la plaza central de la ciudad. Desde allí salen las calles con casas cuyos gabletes se sitúan frente a la línea de edificación, con edificios de explotación escondidos al fondo de la parcela. Las casas originales se construían de madera, con techos cubiertos de tejas de madera, en la plaza del mercado muy a menudo con pórticos o aleros, que se construían debido a las tradiciones de los comerciantes que vivían en ellas. En cada uno de los pueblos encontraremos algo especial. En la "Ruta de los Pueblos Medievales de Pequeña Polonia" hay doce ciudades y pueblos: Bobowa, Ciężkowice, Czchów, Dobczyce, Lanckorona, Lipnica Murowana, Nowy Wiśnicz, Stary Sącz, Szczyrzyc, Tuchów, Wojnicz y Zakliczyn.

Multimedia