Santa Faustina Kowalska

Pomnik zakonnicy w habicie.
El personaje de Santa Faustina está inseparablemente relacionada con Cracovia. Es aquí donde tomó el velo el 1 de mayo de 1933. También en Cracovia pasó dos últimos años de su vida; murió en la edad de sólo 33 años, el 5 de octubre de 1938.

La enterraron en el cementerio del convento en Cracovia-Łagiewniki, y más tarde,  sus restos llevaron al Santuario de la Divina Misericordia en Łagiewniki donde las pusieron en un altar lateral en la capilla del Convento. En la barandilla del altar instalaron un reclinatorio de mármol donde pusieron una parte de la reliquia de la Santa para que los peregrinos de todo el mundo pudieran darle su respeto. 
Helena Kowalska: así era su nombre y apellido antes de que se nombrara con el nombre del convento. Toda la vida era una persona modesta y sonriente que tenía confianza en Dios. En el convento trabajaba en la cocina, en el jardín y en la puerta del convento. Si embargo, a esa mujer humilde e iletrada le confesaron una gran misión.  A Santa Faustina  el mundo la conoció como la apóstol de Misericordia: a través de ella Jesús transmitió a la Iglesia y al mundo la misiva, todo descrito en su ''Diario'': un best-seller traducido a más de 30 idiomas. Dios llamó a la gente a que confíe en Él, trate a sus prójimos con misericordia, y la pregone, y a que le pida a Dios que la dé al mundo, entre otros a través de unas formas nuevas de culto (eg. el milagroso cuadro ''Jesús, en ti confío'', la fiesta de la Divina Misericordia en el primer domingo después de la Pasqua, la coronilla de la Divina Misericordia y la Hora de la Misericordia). 
El continuador de la misión de Santa Faustina fue el papa Juan Pablo II. El 30 de abril de 2000 la declaró santa. Dijo entonces: ''Hoy es verdaderamente grande mi alegría al proponer a toda la Iglesia, como don de Dios a nuestro tiempo, la vida y el testimonio de sor Faustina Kowalska. (...) La canonización de sor Faustina tiene una elocuencia particular: con este acto quiero transmitir hoy este mensaje al nuevo milenio Lo transmito a todos los hombres para que aprendan a conocer cada vez mejor el verdadero rostro de Dios y el verdadero rostro de los hermanos.''