Visita a ritmo eco...

Túmulo de Kościuszko Janowiczki cerca de Racławice
Visitar a ritmo eco no es solo buscar un contacto directo con la naturaleza y aprender de la tradición y la cultura locales, viajar sin prisas lejos del bullicio y las multitudes, sino también buscar continuamente terrenos y atracciones aún no descubiertos. En Małopolska no faltan lugares excepcionales que no están frecuentados a diario por una multitud de turistas y que fascinan por su encanto y su carácter único.

Al norte de Cracovia, en la meseta de Miechów, cerca de Racławice, se extienden los Campos de Racławice, donde el 4 de abril de 1794 se libró la famosa batalla inmortalizada en el famoso Panorama pintado bajo la dirección de Wojciech Kossak y Jan Styka. Aquí, los destacamentos sublevados comandados por Tadeusz Kościuszko se enfrentaron con el ejército ruso del general Aleksander Tormásov. Este fantástico lugar interesará tanto a los aficionados a la historia y los recuerdos del pasado como a las personas que buscan relajarse en este bello entorno de la naturaleza. Merece la pena comenzar el paseo en la localidad de Janowiczki, a los pies de la Montaña Zamczysko y del Túmulo de Kościuszko, que se eleva hasta unos 13 metros, un poco más bajo que el túmulo de Cracovia. Cerca se encuentra un miniparque en el que es posible pasar de forma agradable el tiempo con los hijos y la familia: encender un fuego, hacer una barbacoa y, en caso de lluvia, protegerse en un cenador. En la colina Zamczysko también hay una residencia defensiva, que según los arqueólogos se levantó en la primera mitad del siglo XIV. Sin embargo, hasta nuestros días solo se han conservado un foso seco y las leyendas de una galería subterránea que comunica con la iglesia de Wrocimowice o la cercana Racławice. Desde la colina se extiende una pintoresca panorámica de los alrededores de Racławice. Los pequeños, niños activos y ávidos de aventuras, podrán disfrutar de una pista de habilidades para niños. Mientras los más jóvenes se lo pasan en grande jugando, los mayores pueden descansar un momento, escuchando el relajante murmullo del arroyo Racławka. También será una atracción interesante la casa señorial en Janowiczki rodeada por un parque, en el que es posible encontrar una pequeña capilla y la tumba de los soldados armados con guadañas caídos en el campo de batalla. Al lado se encuentra la villa de Walery Sławek, estadista, parlamentario y primer ministro del gobierno en la Polonia de entreguerras. Desde ahí se debe pasear todavía hasta el monumento de Bartosz Głowacki, héroe campesino de los alrededores de Racławice. La excursión puede prolongarse un poco visitando las tumbas de los sublevados armados con guadañas en la cercana Dziemięrzyce y se puede observar de cerca la cruz visible en la pintura conocida como “Panorama de Racławice”, que se encuentra en un cruce de caminos en la colina Dziemięrzycki. En la propia Racławice merece la pena visitar la iglesia bajo la advocación de los Apóstoles Pedro y Pablo, cuya campana, fundida en el año 1776, tañó advirtiendo de los ejércitos rusos que se aproximaban.

Pomnik Głowackiego na polach racławickich

Al viajar desde Cracovia hacia Tarnów merece la pena detenerse en Brzesko. Esta histórica ciudad, que es famosa en el país por su tradición cervecera, fascina por su pintoresca y característica Plaza del Mercado. La ciudad fue fundada por la familia Melsztyński en el año 1385 según el derecho de Magdeburgo. Ha conservado hasta nuestros días su distribución urbanística medieval con una plaza del mercado cuadrada y la iglesia gótica bajo la advocación de Santiago, edificación del año 1447. Las elegantes casas de vecinos atraerán la mirada de los turistas, con sus fachadas adornadas y coloridas. En el centro de la Plaza del Mercado se encuentra una figura barroca de san Florián del año 1731, que es una de las más antiguas de este tipo en la región. Es especialmente atractiva por la noche, puesto que se ve realzada gracias a su iluminación. Por lo demás, toda la plaza del mercado muestra tras el ocaso un aspecto totalmente distinto, romántico. Cerca de la Fábrica de Cerveza Okocim en Brzesko merece la pena visitar el parque fundado en el siglo XIX por Jan Albin Goetz y su esposa, la condesa Zofia Sumińska. En los tórridos días de verano encontraremos aquí fácilmente una sombra, ya que en una superficie de 40 ha crecen 43 especies de árboles y 12 especies de arbustos, también algunos exóticos, raramente encontrados en nuestras latitudes. En el corazón del parque se encuentra el engalanado palacio neobarroco de la familia Goetz, construido en un estilo vienés, ideal para fotografías de recuerdo.

Rynek w Brzesku

En Małopolska no faltan atracciones para los aficionados a la etnografía. Los museos y los museos etnográficos libre animan con una interesante colección de objetos originales y reconstrucciones. Sin embargo, hay lugares, a menudo recogidos, fuera de las rutas principales, en los que es posible sentir el verdadero clima del entorno, conocer las tradiciones de las gentes autóctonas y las costumbres locales. Sin lugar a dudas, una de estas excepcionales atracciones etnográficas es el Museo al Aire Libre de la Asociación Polaca de Turismo y Estudios Regionales J. Żak en Zawoja Markowa, en un lugar llamado Markowa Rola. No es posible pasarlo por alto durante un viaje por los alrededores de Babia Góra. Este encantador rincón situado en el Parque Nacional de Babia Góra presenta la construcción tradicional de los montañeses de Babia Góra, que habitaban las aldeas en el valle del Skawica en la parte norte de Babia Góra y se dedicaban al pastoreo, la agricultura, la silvicultura y la artesanía de la madera. El museo etnográfico está formado por tres casas rústicas de madera, una herrería, un granero con sótano y una capilla de comienzos del siglo XX. En la casa más antigua, la casa rústica sin chimenea de Franciszek Stopiak de los años 1802-1815, construida con maderos de picea y abeto, podremos ver una exposición etnográfica que presenta el típico interior de una casa antigua y una exposición de cuadros religiosos. Situada en el punto más alto de un claro del bosque, la casa rústica de Franciszek Kudź del año 1900 se encontraba aquí originalmente. Hoy acoge una exposición dedicada a la historia del turismo en Babia Góra. En un futuro, aquí también se edificará el antiguo refugio de Markowe Szczawiny, reconstruido según el modelo original. Se trata de un verdadero lugar con alma y carácter, que tenemos que marcar en el mapa con una nota: ¡hay que ver esto!

Drewniana chata w skansenie w Zawoi

Seguro que un paseo por la colina del castillo, situada en la Reserva de la Naturaleza Lipowiec supondrá una enorme dosis de experiencias estéticas. El castillo medieval Lipowiec, con su alta torre desde la que se extiende una bella vista de los alrededores, vigilaba las antiguas rutas comerciales de Cracovia a Silesia. En la propia Reserva de la Naturaleza Lipowiec tienen su hogar, entre otros, el pito negro, el cernícalo y el vencejo. El bosque de hayas está repleto de raras especies de plantas. Quizás podáis reconocer alguna de las especies, por ejemplo: la asarabácara, la pulmonaria obscura, la corydalis, la orquídea roja, la epipactis de hoja pequeña, la estrella amarilla de Belén. ¡A comienzos de la primavera, los paseantes quedarán asombrados con los tapices de anémonas de bosque! En el camino de vuelta desde la colina del castillo es necesario reservar algo de tiempo para una visita al Parque Etnográfico del Vístula: un extraordinario museo al aire libre dedicado a la cultura de los cracovianos occidentales. Actualmente podemos ver aquí 25 objetos de madera y numerosos ejemplos de pequeña arquitectura rural: capillas, colmenares y pozos, que encajan armoniosamente con la naturaleza que los rodea. Podemos contemplar de cerca casa rústicas y edificios agrícolas, como por ejemplo: un granero, una prensa para la producción de aceite, una herrería, un molino o pajares. Merece la atención la iglesia de madera de estilo gótico traída de Ryczów, que data del año 1623. También se trasladó al museo la Casa Señorial de Droginia, que data del año 1730, en la que se presenta la vida de una acaudalada familia noble en los siglos XVIII y XIX.

Zamek Lipowiec z lotu ptaka

Al descubrir la Región de Nowy Sącz y Beskid Niski merece la pena recorrer la ruta de las aldeas lemkas despobladas. Antes de la Segunda Guerra Mundial se trataba de una zona densamente poblada: vivían aquí en su mayor parte gentes de origen rusino, llamados lemkos. Los lemkos se dedicaban a la agricultura, la ganadería, la cantería y la producción de accesorios de madera. Las aldeas quedaron desiertas tras la guerra durante la acción de pacificación «Vístula», dirigida por las autoridades de la República Popular de Polonia en el año 1947, cuando de esta región habitada por los lemkos se desalojó a más de treinta mil personas. De las antiguas aldeas tan solo han quedado restos: capillas y cruces, árboles frutales asilvestrados, montones de piedras, a veces muretes de piedra de las casas, restos de iglesias ortodoxas. Hoy, en recuerdo de los antiguos habitantes, se han colocado originales paneles informativos que hablan sobre las aldeas: son puertas simbólicas situadas solitariamente en un prado, que deben recordar el pasado de estas tierras. Los veremos, por ejemplo, en lugares como: Czarne, Lipna, Radocyna, Długie. Se pueden visitar los alrededores en bicicleta, circulando por la ruta que lleva por Gładyszów, Krzywa, Jasionka, Czarne, Radocyna, Lipną, Zdynia y nuevamente a Gładyszów. Cada año se celebra aquí la «Hoguera Łemkowska»: una fiesta a la que acuden lemkos de todo el mundo para celebrar juntos las fiestas durante varios días.

 Instalacja artystyczna upamiętniająca nieistniejące łemkowskie wsie, drewniane drzwi na łące

Małopolska tiene mucho que ofrecer, merece la pena mirar alrededor, pensar bien el recorrido de una excursión y con toda seguridad encontraremos en el camino lugares extraordinarios y desconocidos para nosotros, que vale la pena descubrir. Abramos bien los ojos y admiremos con atención lo que nos rodea para percibir todos los aspectos de la realidad a nuestro alrededor, también los más ocultos. Si necesitáis inspiración no dudéis en serviros de las ecoguías en visitmalopolska.pl/w-rytmie-eko .