Facebook link

Reserva de la Naturaleza “Bór na Czerwonem” en Nowy Targ - Obiekt - VisitMalopolska

Atrás

Rezerwat Przyrody Bór na Czerwonem Nowy Targ

Reserva de la Naturaleza “Bór na Czerwonem” en Nowy Targ

Ścieżka wśród drzew
Nowy Targ Región turística: Tatry i Podhale
Se trata de uno de los pocos lugares donde se pueden admirar lodazales con turba; además, este lugar ofrece vistas con una bella panorámica de los Tatras. La Reserva de la Naturaleza “Bór na Czerwonem” (Bosque Rojo) en Nowy Targ es hoy en día una de las atracciones turísticas más populares de Podhale.

¿Por qué del nombre Bór na Czerwonem, que significa Bosque rojo? El nombre de la reserva procede del alga Zygonium ericetorum, cuyo talo adquiere en otoño un intenso color rojo. El bosque de Nowy Targ es una de las primeras áreas forestales protegidas en Polonia. Ya en el año 1925 se observó el carácter único del complejo forestal, por lo que se creó una reserva de la naturaleza que incluía la protección de 2 ha de turbera alta. Debido a los intensos trabajos de extracción de turba, que amenazaban la existencia de la turbera, en los años 50 del siglo XX se decidió ampliar la zona de protección de la reserva a 8 ha, y en los años siguientes el área se amplió hasta más de 114 ha. Aquí hay algas Ulothricales, que al secarse en otoño adquieren un color rojo oscuro.

¿Qué es la turba? La turba es una roca sedimentaria que se forma como consecuencia de una descomposición incompleta de restos vegetales en la capa superior del suelo en condiciones de inundación prolongada o total. Los yacimientos de turba se desarrollan de forma extraordinariamente lenta, alrededor de 1-1,5 mm al año, siempre y cuando se mantengan las condiciones adecuadas para su desarrollo. Durante siglos la turba fue utilizada con fines económicos, principalmente como abono o combustible. También tenía aplicación en el campo de la medicina, como barro y aditivo para diferentes tipos de medicamentos. A través del terreno de la reserva se ha trazado una ruta educativa extraordinariamente interesante para dar a conocer a los turistas este fragmento de Podhale poco conocido, pero muy bello. Una plataforma panorámica situada al final de la misma permite admirar una vista de los Tatras y de las montañas Gorce, pero, ante todo, el extraordinario y pintoresco paisaje de la turbera.